PrestamosParaReunificarDeudas

Préstamos para reunificar deudas

El mecanismo de reunificación de deudas significa agrupar todos los créditos en un único préstamo que al deudor le permitirá concentrar sus energías en pagar, cada mes, un monto  único, en vez de preocuparse por pagar a dos o más acreedores distintos.

La reunificación se realiza a través de un gestor o mediador que se encargará de analizar la situación del deudor para negociar con las entidades bancarias las nuevas condiciones de pago, así como los términos de los intereses y los plazos para saldar el adeudo.

El proceso implica cancelar anticipadamente los préstamos existentes y formalizar uno nuevo. De ese modo, el deudor dejará de tener distintos compromisos con condiciones de pago muy diversas entre sí y podrá enfocarse en un adeudo único que tendrá un plazo de pago más amplio con el objetivo de reducir la cuota mensual. Aunque eso suponga pagar más intereses, se trata de una solución que el deudor tiene para no caer en una situación de insolvencia y de impago.

Te recomendamos: Microcréditos rápidos

Los beneficios de la consolidación de deuda implican unificar fechas de corte y pago, así como comisiones anuales. Pero antes de optar por esta alternativa debe analizarse la tasa de interés que ofrece la institución financiera, para que sea más baja de lo que se paga con las deudas por separado.

El proceso de unificación se puede realizar directamente con la institución financiera o a través de otra empresa mediadora, siempre y cuando ésta esté legalmente constituida y sea 100% confiable.

Liquidar cualquier deuda implica disciplina financiera. Las recomendaciones básicas son:

  • Realizar pagos en tiempo.
  • Pagar más de lo que debes.
  • Comenzar a ahorrar.
  • Aumentar el monto de cada pago que hagas.

Tener un buen historial crediticio es la clave para que te ofrezcan otros créditos. Así que una vez que se liquide el adeudo, el ahorro debería quedarse como un hábito y el beneficio no será terminar de pagar una deuda, ahora podrás utilizar ese ahorro con fines más rentables como ahorro para el retiro o comenzar a invertir tu dinero.

Beneficios

Unificar deudas, permite tener una mayor visibilidad y control de los créditos que se tienen que pagar.

1. Adelantar el plazo para terminar la deuda más rápido.

2. Extender el periodo de los créditos y tener mayor liquidez.

3. Reducir la tasa de interés que se pagaba.

Hay que tomar en cuenta que la tasa disminuye según el comportamiento histórico que el deudor ha tenido en su historial de pago. También hay que considerar que las instituciones financieras ofrecerán servicios que tal vez no acomoden a las necesidades del cliente moroso, por lo que es necesario leer siempre las “letras pequeñas” para evitar que una supuesta refinanciación provoque un problema de impago.

En el contexto actual es importante buscar opciones que reduzcan la tasa y faciliten los pagos de créditos y usar el capital de una mejor manera que sólo pagar los intereses de una deuda.

Préstamos para pagar deudas

La gran mayoría de las personas considera que un préstamo para pagar deudas es la mejor opción para salir de sus problemas financieros de forma rápida y sencilla. Sin embargo, esa es solo una manera de abrir un nuevo hoyo para tapar otro. Es mejor tomar una decisión basada en la  investigación y en la comparación entre servicios financieros.

Existen una infinidad de opciones que ofrecen préstamos para pagar deudas, así como productos crediticios personales. El común denominador es que, al final, inducen a un mayor endeudamiento. Peor aún, las condiciones bajo las cuales podría otorgarse un nuevo préstamo para pagar deudas viejas pueden ser peores que las líneas de crédito previamente activas. 

Crédito para pagar deudas

Existen muchas estrategias para poder pagar una deuda, todo depende del tipo de deuda que se tenga. 

  1. Adeudos con tarjetas de crédito. La recomendación es la reunificación de deuda y transferirla a pagos fijos o incrementar los pagos mensuales, pero también es necesario dejar de comprar nuevos productos y servicios con financiamiento. 
  2. Créditos personales o de nómina. Es importante conocer si existe la posibilidad de realizar pagos adelantados sin penalización, pues de eso depende que se pueda solicitar otro crédito con mejores condiciones financieras.

¿Es bueno reunificar deudas? 

El endeudamiento personal depende de varios factores: 

  1. La situación laboral 
  2. El nivel de endeudamiento 
  3. Las razones del desequilibrio financiero

Una vez que se identifiquen las razones por las que se llegó a una situación de endeudamiento e incluso de impago, el deudor podrá identificar la mejor alternativa para sanear sus finanzas personales. En ocasiones, no es sencillo hacerlo por uno mismo, en esos casos es posible acudir a los especialistas para recibir asesoría. 

Una reparadora de crédito es una empresa que ofrece sus servicios para negociar la liquidación de deudas, precisamente, ayuda al deudor a identificar en qué etapa está su cuenta y cómo solucionarlo. Identifica si la cartera fue vendida, gestiona las llamadas de recobro y contribuye con la reincorporación del deudor al sistema crediticio.

Te puede interesar: Bancos que dan préstamos para cancelar deudas

Paga tus deudas

El ahorro es la base del éxito para pagar una deuda. Ahorrar y salir de deudas comparten el mismo principio: la disciplina. Al estar en una situación de endeudamiento, lo mejor es revisar la capacidad de ahorro. En función del ingreso mensual, se deberá asignar una cantidad al ahorro que eventualmente servirá para liquidar un compromiso crediticio.

Al estar en una situación de impago, es decir, que ya no fue posible pagar un crédito y han pasado varios meses desde que se dejó de hacerlo, quizá lo que más conviene es acercarse a ayuda especializada. Las reparadoras de crédito pueden ser una alternativa, pues cuentan con asesores que le explican al deudor en qué situación se encuentra y cuáles son sus opciones para mejorar y transitar hacia las finanzas saludables.

Contenido

Contacto: [email protected] Tel: 910 053 415.
Calle de Hermosilla, Nº48, bajo – C.P. 28001 Madrid, España ©2021 Cuida tu Cartera. Todos los derechos reservados.